El fuerte

 

Ayer estaba leyendo distintos blogs y me encontré con un artículo interesante.

 

Hablaba sobre los amigos “fuertes”, así le llamaba, esos amigos con los que uno siempre cuenta, en todos los grupos de amistades siempre hay una persona que parece ser más madura, más capaz, el amigo al que acudimos si necesitamos una ayuda, porque siempre es muy hábil y colaborador, el amigo al que nos acercamos para pedirle un consejo o encontrar un hombro cuando de verdad necesitamos refuerzos.

A nuestros amigos les contamos muchas cosas y les pedimos varios consejos, pero ese amigo fuerte es aquel a quien nos acercamos cuando las dificultades son más grandes o las emociones más turbulentas, porque con él o ella podemos incluso quebrarnos y demostrar debilidad pero también sabemos que su compañía nos dará un aliento inmenso.

 

En los comentarios a ese artículo había muchas personas que decían sentirse identificados con esta denominación, había comentarios acerca de lo fuerte que parecían a los ojos de los demás y que siempre intentaban mantener la serenidad, acompañar y cuidar a los que los rodeaban, parecer siempre dispuestos y contentos, ser rocas, ser hogares.

Pero esto no es sencillo, los amigos fuertes son seres humanos que pueden flaquear y así lo contaban. A veces esa buena intención de ser un apoyo para los demás resulta en un esfuerzo por mantener una apariencia.

 

Leyendo esto se me ocurrió que todos necesitamos a un amigo fuerte, en el fondo es una de las más hermosas razones de la amistad, y si somos nosotros los amigos fuertes también es importante entender que no siempre necesitamos cuidar esta imagen, que se debe observar alrededor y saber que también hay apoyo en otros, de repente la amistad tiene más que ver con esto que con ningún otro aspecto.

|

Comentarios

Creo que en algunas ocasiones fui la más fuerte de mi grupo, me daba cuenta porque cada vez que pasaba algo con alguien el consejo era que yo podía tener una idea para ayudar. Siempre he tratado hacerle frente a las adversidades, las ajenas y las propias, pero no sé si sere yo o serán las personas que me rodean que ya no me siento fuerte y no quiero serlo tampoco, y me canse de poner el hombro y me canse de escuchar lamentos, debe ser que cuando los necesite todos estaban ocupados, nadie tenía tiempo, y lo insolito es que sin quererlo escuche palabras de esperanza y de una inmensa dulzura de parte de personas que yo pensaba conocer solo de paso y que se habían fijado en mi sin yo darme cuenta de eso. Sin embargo de todo eso es vida, y eso me anima, y a pesar que me he cuestionada ciertas amistad me he dado el tiempo para conocer más personas, para mirar a mi alrededor. Tambien me he dado cuenta que a veces adoptamos esa imagen de ser fuerte que es solo una mera apariencia, pues hay cosas que afectan, hay sentieminetos que llegan, en fin, creo que me desahogue jajajajajaj, disculpa que mi comentario sea tan largo.

Responder
We're a group of volunteers and opening a brand new scheme in our community. Your site offered us with valuable information to work on. You've done an impressive activity and our entire community will likely be grateful to you.
Responder
I've been exploring for a little bit for any high quality articles or blog posts on this sort of house . Exploring in Yahoo I ultimately stumbled upon this web site. Reading this information So i am happy to exhibit that I have a very excellent uncanny feeling I discovered exactly what I needed. I so much indubitably will make certain to don?t forget this website and provides it a glance regularly.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar